Forestal

 Floresta é anossa vida

 

El sector forestal de la Península Ibérica es una riqueza estratégica desde el punto de vista medioambiental, económico y social. Al considerarnos la Península Ibérica como una unidad dentro de la UE, ésta representa un total de 28.715.000 ha de tipo forestal, siendo un 48% de la superficie de los dos países (Portugal y España), dejando la Península Ibérica en 4º lugar después de países tan importantes como Suecia, Finlandia y Francia. La superficie forestal explorada en la Península Ibérica totaliza 8.852.000 ha (15% del territorio), menos que los países más boscosos pero bastante por encima del resto de la UE, de la cual se extraen aproximadamente 25,5 millones de m3 anuales.

El último INF, cuyos resultados fueron presentados en 2013, revela que el eucalipto pasó a ser la primera y principal ocupación forestal del continente (27%), y que el alcornoque ocupa la segunda posición (23%), el pino bravo (23%) pasó de primera especia a tercera, seguida de la encina (13%). Las restantes especies ocupan el 14% del área forestal.

Según el ICNF, la superficie forestal española está constituida esencialmente por el pino bravo (24,8%), por el pino escocés (19,4%), por el haya europea (8,5%), por eucalipto (8,1%), por el castaño (2,9%) y por el roble (2,6%).

Pero además del componente ambiental, el sector forestal portugués en el año 2003 adquiere también una importancia significativa desde una perspectiva económica y social, creando en su conjunto un VAB de aproximadamente 3.100 millones de euros, representando cerca del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) de la economía nacional y representando cerca del 10% de las exportaciones nacionales. La estructura empresarial portuguesa en el ámbito forestal cuenta con algunas de las más representativas empresas europeas del sector.

La contribución española del sector forestal para el PIB nacional el 2008, sin incluir la industria del mueble, fue de 0,82%, que es inferior a la media europea. La industria de la madera y de la corteza representa el 41,24%, la industria de papel el 41,06% y la silvicultura y explotación forestal el 17,69%. (INE. Cuentas nacionales de España, 2008).

De acuerdo con los datos publicados por la organización empresarial CONFEMADERA en 2003, la totalidad del volumen de negocios forestales españoles fue de más de 20 millones de euros, sin contar con el área del papel y celulosa, que representan más de 4.000 millones de euros.

El empleo en el sector forestal se caracteriza por la alta estacionalidad del trabajo y una escasez de mano de obra cualificada. El sector forestal portugués representa cerca de 113 mil empleos directos, o sea el 2% de la población activa. En 2008, el número de empresas españolas que formaban parte de este sector totalizaban 36.781, creando empleo directo a 312.300 personas, en 2011, estos números se redujeron en un 30% y un 20% respectivamente.

El sector forestal comprende diversas áreas de trabajo, siendo éstas la explotación forestal, en concreto los madereros, la industria de la peletización, la industria del aserrado, la industria de la pasta de papel, la industria de los aglomerados y MDFs y el área de la recogida de biomasa par la producción e energía.

El sector forestal tiene un potencial de crecimiento basado en el desarrollo de la bioenergía y en el consumo diferenciado de productos forestales en la Península Ibérica en comparación con otros países. Además de eso, la repoblación forestal realizada en los últimos 50 años permitirá, en el futuro, aumentar la producción de madera.


Guerra HSM-forest LakoForest quadco

logo pronar steinert logo westeria ottospaleckstiftun

Zona Industrial do Salgueiro Lote nº 14 . Apartado 166
3534-909 Mangualde - Portugal
Tel. (+351) 232 619 860
Fax (+351) 232 619 869
Administración y Finanzas
info@gruman.com
Producción y Post-Venta
producao@gruman.com
GPS:

Longitude: W 007º 47' 38''
Latitude: N 040º 36' 06''

SÍGANOS

faceyoutube

Top of Page